Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

Un equipo de astrónomos de la Casa de Bello lideró la investigación que dio con LTT 9779 b un exoplaneta encontrado en el llamado Desierto Neptuniano; el cual orbita tan cerca de su estrella que su «año» dura 19 horas y su temperatura se eleva por sobre los 1.700 grados centígrados, pero manteniendo su atmósfera. Este descubrimiento será un importante precedente de los estudios futuros de la atmósfera planetaria, pudiendo revelar algunos de los misterios relacionados sobre cómo se forman estos planetas, cómo evolucionan y los detalles que lo constituyen.

Hoy se reveló el hallazgo de lo que ha sido llamado “el primer Neptuno ultra caliente” de la historia de la astrofísica. Se trata de un planeta ubicado a 260 años luz de la Tierra, y alcanza temperaturas de hasta 1.700 grados centígrados. El planeta LTT 9779 b es un exoplaneta encontrado en el Desierto Neptuniano, un área con poca densidad planetaria y que además, al tener cuerpos tipo Neptuno, permiten estudiar las atmósferas planetarias.

El descubrimiento dirigido por el académico de la Universidad de Chile, James Jenkins, del Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, junto con Matías Díaz, candidato a doctor en Astronomía en la misma casa de estudios, recogió las lecturas del Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito, (en inglés Transiting Exoplanet Survey Satellite, o TESS), en lo que fue calificado como un hallazgo “poco probable”.

“Se habla de un descubrimiento poco probable porque se encuentra en una región llamada ‘el Desierto Neptuno’, donde casi no hay planetas. Esta región es característica porque sus planetas tienen períodos de órbitas de menos de cuatro días, y con masas y tamaños similares Neptuno”, explicó James Jenkins, agregando que “esto permite la investigación de su atmósfera (…) En el caso del planeta LTT 9779 b, aún tiene atmósfera a pesar de su cercanía a la estrella que orbita. Es muy difícil explicar por qué este planeta no se convirtió en un núcleo de roca. No creo que podamos encontrar muchos más ejemplos como éste orbitando en otras estrellas tan brillantes”.

El sistema al cual pertenece LTT 9779 b tiene alrededor de la mitad de la edad de nuestro Sol, es decir, cerca de 2 mil millones de años. La intensa radiación de la estrella, no debiera permitir que existiera una atmósfera similar a la de Neptuno, que permanezca durante tanto tiempo. Para Jenkins, este descubrimiento es relevante para investigaciones futuras ya que “permitirá comprender mucho más sobre la química y los procesos físicos de las atmósferas de planetas con características similares a Neptuno; los exo-Neptunos. Esto nos permitirá aprender mucho más sobre los procesos de formación y evolución de planetas en general, es un planeta muy especial”.

El planeta fue detectado por el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito, TESS que, de manera alternada, observa 26 sectores en un transcurso de 2 años. 13 en el hemisferio sur durante un año, y los otros 13 durante el año siguiente desde el hemisferio norte. LT 9779 b, calificado como “una bestia rara” dentro del universo de exoplanetas, fue identificado en el segundo de los 26 sectores observados en todo el cielo; las misiones precursoras como Kepler y K2 no detectaron al planeta lo cual hace que este descubrimiento sea aún más interesante para la comunidad astronómica.