Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

Una emotiva y concurrida Charla Magistral sobre la trayectoria histórica de las Madres de Plaza de Mayo de Argentina se realizó en el marco de la Segunda Semana de la Memoria y los Derechos Humanos en la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), que contó con la participación de María Adela Antokoletz Gard, escritora y profesora de Letras de la Universidad Católica de Argentina.

La invitada es conocida en el país vecino por su liderazgo en las Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, y su trabajo en la Federación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de América Latina (FEDEFAM). Es autora del libro “Desovillando la Historia”, considerada una importante obra sobre las Madres de Plaza de Mayo, por su rigurosidad en términos historiográficos y porque la autora es testigo de primera línea en los orígenes de la entidad, hoy reconocida a nivel internacional como un símbolo de la defensa y la promoción de los Derechos Humanos.

La actividad fue iniciada con un mensaje del Rector de la UTEM, Luis Pinto Faverio, quien destacó que la labor que en este ámbito desarrolla la Casa de Estudios se inscribe en el imperativo que ha establecido la Ley de Universidades del Estado. Señaló: “Nos asiste la convicción que tenemos la misión de formar profesionales de excelencia y al mismo tiempo promover la formación de ciudadanas y ciudadanos con conciencia crítica y reflexiva, conocedores de sus deberes y sus derechos”.

Detalló que, en el contexto de esta orientación, se ha formado un Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía de la UTEM, en el marco del cual se ha establecido un Consejo Asesor que coordina a los profesionales de las unidades técnicas que se vinculan con los estudiantes y miembros de la comunidad universitaria, y se ha puesto en marcha desde este Año Académico una Asignatura de Ciudadanía y Derechos Humanos.

“El contexto que ha vivido nuestro país durante el último período, desde las protestas que irrumpieron el 18 de octubre del año pasado hasta la actual crisis de carácter sanitario por la COVID–19 nos muestran la importancia de colocar, siempre, los derechos humanos en el centro de las prioridades de desarrollo. Ello, asumiendo la estrecha e indisoluble relación entre derechos y deberes, pues todo derecho implica un deber de las personas con la comunidad de la que forman parte”, sostuvo.

La Charla Magistral se desarrolló a través de la plataforma virtual Zoom y retransmitida por Facebook. Contó con un centenar de asistentes y la presencia de la Vicerrectora Académica, Marisol Durán, y el Vicerrector de Transferencia Tecnológica y Extensión, Mario Torres. De la misma forma, asistió la académica Debbie Guerra, Consejera del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). Fue coordinada por el encargado del Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía de la Universidad, Víctor Osorio.

María Adela Antokoletz relató que es hija de María Adela Gard de Antokoletz, una de las 14 mujeres que se apostó por primera vez frente a la Casa Rosada el 31 de abril de 1977, a partir de lo cual se fundaron las Madres de Plaza de Mayo como organización. Es hermana de Daniel, reconocido abogado que fue secuestrado y continúa hoy en calidad de detenido–desaparecido. “Con su detención empezaba la búsqueda, la misma que hoy sigue cada día”, dijo. Contó como la persistencia de las Madres hizo que se hicieran conocidas en todo el mundo por sus rondas en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, todos los jueves del año.

Respecto a los emblemáticos pañuelos blancos que llevan sobre sus cabezas, contó que su origen se remonta a una procesión religiosa en la que participaron con el objetivo de hacer visible su drama, y que buscaron un signo que permitiera que se reconocieran entre sí. “De allí nació la idea de un pañal, que representara los hijos que eran buscados”, relató. Agregó que no imaginaban que se transformaría “en un símbolo universal de la verdad y la justicia, que trascendería las fronteras y que se prolongaría en el tiempo hasta la actualidad para representar otras causas y adquirir otros colores”.

Un momento particularmente emotivo del encuentro fue cuando María Adela mostró el pañuelo blanco con el nombre de su hermano, detalló que cuando acompaña a las Madres se pone el pañuelo en su cuello, pero que en el contexto de la charla en la UTEM lo colocaría sobre su cabeza significando la presencia de su familiar desaparecido.

Una vez concluida la Charla, se le hizo entrega de un “regalo virtual”: la exhibición de un video con el vibrante tango del trovador hispano Carlos Cano, titulado “Madres Locas de la Plaza”, que alude al apelativo descalificador que se utilizó en su contra y muestra la épica cruzada de esas mujeres. En medio de una enorme y visible emoción de los asistentes, María Adela escuchó en silencio junto con una gran fotografía de su hermano Daniel.

La actividad concluyó en medio de mensajes de la concurrencia, canalizados a través del chat de Zoom, los que destacaban el carácter inspirador de la epopeya de las Madres de la Plaza de Mayo y la universalidad de la defensa de los Derechos Humanos, al margen de las fronteras y realidades nacionales.

Como lo dijo Julio Cortázar en un discurso en el Coloquio de Abogados de París: “El ejemplo admirable de las Madres de la Plaza de Mayo está ahí como algo que se llama dignidad, se llama libertad, y sobre todo se llama futuro”.