Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

–          Además de la adaptación a una nueva forma de enseñanza-aprendizaje virtual, la creatividad y la entrega que realizan los docentes han sido fundamentales durante este año.

Con la llegada del COVID-19 los cambios en distintos ámbitos de la vida han sido constantes. Uno de ellos se ha visto reflejado en la educación, que ha tenido que adaptarse a una nueva forma de enseñanza- aprendizaje digital, lo que ha significado todo un desafío para un importante número de maestros.

En el contexto de la celebración del Día del Profesor, académicos de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Talca analizaron el escenario actual. “El fenómeno pedagógico ha sido desafiado por las circunstancias que ha impuesto esta pandemia, ha implicado una resignificación de la labor docente, es decir cómo puedo seguir impactando los aprendizajes de mis estudiantes utilizando un entorno que probablemente para muchos docentes les era poco familiar, una sala de zoom, de algunas de estas plataformas  virtuales”, aseguró Mauricio Véliz, director de la Escuela de Pedagogías en Inglés de la casa de estudios maulina.

Este estilo pedagógico no ha estado exento de dificultades y aspectos a mejorar, no obstante, los profesores han podido enfrentarse de la mejor forma posible haciendo uso de herramientas que van de la mano con la innovación. “Muchos  de los profesores han tenido que pasar por ensayo y error por ser investigadores de su propia práctica, ser muy reflexivos respecto de qué  es lo que funciona y que no. Seguramente han tenido que repensar las experiencias de aprendizaje que diseñan puesto que se entregan y se despliegan en un ambiente distinto. Hay muchos aprendizajes que requieren kinestesia, movimiento”, agregó Véliz.

En este sentido, la creatividad y la capacidad de adaptarse a esta nueva forma de enseñanza ha sido fundamental y los académicos han buscado distintas estrategias considerando la tecnología. “Ha sido una sorpresa encontrarnos en esta nueva realidad que nos ha enseñado como académicos a innovar en la docencia, no solo innovar de parte de los profesores que dictan sus clases, también los estudiantes y ese ha sido un gran desafío que en el caso de la Escuela de Ciencias, donde tenemos muchos módulos con laboratorio. Tuvimos que innovar en ese sentido con simulaciones, usar laboratorios demostrativos, por ejemplo”, dijo Carlos Becerra, director de la Escuela de Pedagogías en Ciencias Naturales y Exactas.

Becerra comentó algunos detalles del trabajo que se ha realizado en forma digital. “La Escuela de Ciencias se arriesgó a innovar y con el apoyo de los colegios que son nuestros socios que aceptaron esta innovación se pudieron hacer las prácticas en forma virtual, con clases virtuales con cápsulas que se subían a Google, YouTube, etc.  Y según las evaluaciones que tenemos de los colegios donde nuestros estudiantes hicieron la práctica, fue un éxito”, comentó.

El profesor también  mencionó  la presencialidad al decir que “la enseñanza virtual es un aspecto  elemental que se debe incorporar cada vez más a la docencia, pero hay un aspecto que queda débil  en el aprendizaje. Es importante el contacto humano”, aseguró.

En este mismo aspecto, Carolina Bravo, profesora del Programa de Formación Inicial Docente (FID) de la Facultad de Ciencias de la Educación de UTalca, también comentó algunas acciones para llevar a cabo la enseñanza- aprendizaje de la mejor forma posible en el contexto de la pandemia.

“Al implementar las actividades en modalidad virtual, se dispone del beneficio de conectividad que otorga un chip de datos ilimitados a los estudiantes seleccionados que han ingresado al programa y que requieren de acceso a internet. Por otra parte se realiza la compra de tabletas digitalizadoras que funcionan como pizarras electrónicas, para los profesores del programa, con el propósito que esta herramienta permita asegurar la calidad de la docencia”, aseguró.

De esta forma la adaptación a un nuevo sistema de enseñanza-aprendizaje junto a la creatividad e innovación han sido fundamentales durante este periodo.

Mejorar la enseñanza

Los académicos de la Universidad de Talca entregaron algunas recomendaciones que podrían ser útiles para implementar durante este tiempo.

“Es importante considerar los espacios de concentración que tienen los aprendientes. Mientras más pequeños son los niños sus capacidades de atención son menores, por lo tanto las clases deben ser abreviadas. Las clases para ellos tienen que procurar mayores grados de interactividad, ya sea entre pares, en la medida que las plataformas que utilicen lo posibiliten, y entre estudiante-profesor. Además, interactividad entre el estudiante y alguna herramienta que se utilice dentro de la plataforma virtual son cuestiones que son fundamentales para mantener el foco de atención en la clase”, dijo Mauricio Véliz.

Otra recomendación del académico fue “privilegiar evaluaciones de procesos para lo cual los profesores deben planificar herramientas evaluativas bien pensando en procesos que impliquen un tiempo determinado más que la tradicional prueba”, aseguró.

“Actualmente el desafío mayor es mejorar los instrumentos que recogen evidencia real y eficaz de los avances de los estudiantes. Mejorar las técnicas que permitan diagnosticar las posibles dificultades que enfrentan los estudiantes ante un proceso. Como recomendación se podría aumentar las instancias a conversaciones o sistemas de retroalimentación inmediata, durante las experiencias sincrónicas, abrir las posibilidades de generar debates, foros donde se recojan las inquietudes y necesidades de los estudiantes frente al proceso de enseñanza aprendizaje”, comentó Carolina Bravo.