Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

Iniciativa del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI), impulsada por investigadores de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas y la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, junto al Servicio de Salud Metropolitano Central, detectó una alta positividad en la capital que en marzo subió a 17,6 por ciento. El estudio, actualmente en desarrollo en 9 regiones del país, proyecta su escalamiento a nivel nacional y tiene como meta llegar a 100 mil muestras.

El pasado 21 de diciembre, en el marco de los esfuerzos desplegados para el manejo de la emergencia sanitaria por COVID-19, el ministro de Ciencia, Andrés Couve, junto al director del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) y académico de la Universidad de Chile, Leonardo Basso; la directora del Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC), Dra. Patricia Méndez; y el Dr. Juan Pablo Torres, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, anunciaban un inédito estudio de seroprevalencia para monitorear la presencia de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en personas de la capital.

Este seguimiento piloto permitió identificar que la proporción de personas que testea positivo a la presencia de anticuerpos contra el virus en Santiago alcanza un 14,5 por ciento. Los primeros resultados de este estudio fueron presentados sobre la base de 1.240 test aplicados hasta el 12 de marzo en el Paseo Bandera. Este punto estratégico fue elegido tras constatarse que por él circulan personas de toda la Región Metropolitana, lo que la convierte en representativa y permite extrapolar sus datos. Su importancia fue determinada por la pionera estrategia de testeo de PCR por movilidad, otra iniciativa conjunta entre el ISCI y el SSMC que relaciona variables de movilidad de la población con tasa de contagios por zona para la Búsqueda Activa de Casos asintomáticos.

Respecto a estos resultados iniciales, Leonardo Basso, director del ISCI y académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile, explicó la trascendencia de esta iniciativa impulsada junto a los investigadores Denis SauréMiguel O’RyanJuan Pablo Torres y Emilio Santelices. “Cuando tenemos una pregunta compleja: cuánto ha avanzado el virus y quiénes se han contagiado sin saberlo, se hace muy necesario hacer un estudio de seroprevalencia. Esto nos va a permitir entender cuál ha sido el avance de la pandemia entre aquellas personas que no tuvieron síntomas, que tuvieron síntomas demasiado leves, o no acudieron al servicio de salud”.

Según explicaron la directora del SSMC y el director de ISCI, mediante la detección rápida de anticuerpos de tipo IgG (anticuerpos que produce el organismo mientras está respondiendo o ha respondido en algún momento a esta infección), la investigación permite ir determinando la proporción de personas que es positiva a estos anticuerpos, es decir, conocer la penetración del virus en la capital, y relacionar la positividad de ellos con variables como género, edad, zona de residencia, historial médico general y otro tipo de variables.

El trabajo, desarrollado gracias a test de anticuerpos facilitados por el Ministerio de Ciencia y BHP, identificó, asimismo, la proporción de positividad en Santiago en distintos momentos. Los primeros 607 test, tomados hasta el 23 de enero, presentaron una positividad de 11,9%, mientras que los 614 test siguientes, tomados desde el 24 de enero, tuvieron una positividad del 17%. Por otra parte, si se consideran solo los test realizados en el mes de marzo, la positividad aumenta a 17,6%.

La directora del SSMC, Dra. Patricia Méndez, recalcó que estos resultados “nos hacen reforzar el llamado a la población a mantener las medidas de prevención. Estamos llevando adelante una exitosa campaña de vacunación, con más de 5 millones de personas inoculadas a nivel nacional, pero las cifras de contagios están aumentando y tensionando fuertemente la red asistencial, por lo que debemos mantener el autocuidado y el respeto a las cuarentenas decretadas por las autoridades”.

El director de Innovación de la Facultad de Medicina, Dr. Juan Pablo Torres, recalcó por su parte la relevancia de este proyecto, su alcance poblacional y la optimización que es posible hacer de estrategias de estudio de seroprevalencia, “al combinar las disciplinas clínicas, científicas y de la ingeniería, que buscan ir hacia una mejor solución y aporte al manejo global de esta pandemia”.

Estudio a nivel nacional

Actualmente, el estudio de seroprevalencia ya comenzó a replicarse en otras regiones del país, como Arica y Parinacota, Antofagasta, Valparaiso, O’Higgins, Maule, BioBio, La Araucanía y Los Lagos. Este avance es parte de un plan que busca escalar el estudio a nivel nacional para conocer -en corto tiempo- la seroprevalencia de anticuerpos IgG para SARS-CoV-2 en la población de las mayores aglomeraciones urbanas del país, segmentando además grupos específicos por género, rango etario y ubicación geográfica, entre otros. En total, se proyecta la participación de 29 servicios de salud del país y la aplicación de unos 100 mil test rápidos hacia el mes de mayo, aproximadamente, lo que permitirá tener una visión de unas 105 comunas.

La iniciativa identificará además la proporción de la población nacional con anticuerpos, tanto de quienes ya sufrieron la enfermedad como de aquellos que se han vacunado, un dato fundamental para proyectar la inmunidad de rebaño que se puede alcanzar con más del 70% de las personas inmunizadas. Los investigadores plantean que, por el momento, no se ha incluido en el visor los resultados de personas que hayan sido vacunadas. Sin embargo, afirman que desde el inicio del proceso de vacunación en Chile, en la toma del test de anticuerpos a las personas se les consultó si han sido o no vacunadas, con cuál vacuna y si cuentan con la primera o segunda dosis.

Los primeros resultados de este estudio pueden ser revisados en un visor dedicado del ISCI, donde se pueden filtrar los datos según diferentes variables, incluida la fecha de toma de los test, permitiendo ver la evolución de los resultados en el tiempo. Los valores en el visor indican el número de tests positivos, negativos y no concluyentes, según la lectura del personal de salud en terreno, pero no constituyen aún un análisis estadístico acabado de la población general.

Prensa UChile