Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

La «Asamblea de Académicos Autoconvocados de la Universidad de Chile» emplazó al gobierno a implementar medidas eficaces que permitan cortar la cadena de transmisión del COVID-19, incluyendo diagnóstico oportuno y seguimiento de casos, aislamientos efectivos, y una política económica y social de apoyo efectivo a la población. Mediante una declaración pública, llamaron además a la comunidad universitaria a tomar un rol activo -aprovechando la distribución geográfica de los campus- para articularse con municipalidades, organizaciones sociales y consultorios.

En el marco de la emergencia sanitaria que afecta a nuestro país, y de la grave situación que afecta a las regiones Metropolitana, de Valparaíso y de Antofagasta, un grupo de académicos y académicas de diferentes facultades elaboraron una declaración pública en la que, junto con llamar al gobierno a redoblar los esfuerzos para contener al virus de manera efectiva, convocaron a la comunidad universitaria a sumarse a estos esfuerzos desde sus respectivos campus.

Mediante una declaración pública, los integrantes de la Asamblea de Académicos Autoconvocados de la Universidad de Chile (AAU) aseguraron que consideran imprescindible «que se tomen las medidas oportunas y necesarias para cortar la cadena de transmisión del virus. La evidencia internacional indica que esto se logra con el diagnóstico oportuno de casos y seguimiento de los contactos, con medidas que aseguren su aislamiento, además de cuarentenas efectivas«.

En este sentido, académicos y académicas emplazaron al gobierno a implementar medidas que permitan que la población cuente con una renta mínima de subsistencia, de manera de poder cumplir con las cuarentenas sin tener que sufrir un descalabro económico al dejar de ir a trabajar.

Junto con ello, la AAU llamó a la comunidad universitaria a tomar un rol más activo y directo, aprovechando la existencia de campus universitarios en diferentes lugares de la Región Metropolitana, de manera de coordinar a las facultades «con las municipalidades, hospitales y consultorios y con agrupaciones sociales y territoriales, para organizar la ayuda que se requiera. Es necesario hacer el levantamiento de las necesidades por territorio universitario y participar en actividades como gestión de riesgo, seguimiento de casos y contactos, educación a la población, capacitación al personal de salud, entrega de medicamentos o controles de salud a pacientes crónicos».

Plantearon, asimismo, que las acciones que se realicen en el marco de esta emergencia podrían validarse curricularmente, como una señal del compromiso de la U. de Chile con el país en tiempos de catástrofe, de manera tal que se pueda poner toda la capacidad de sus integrantes -estudiantes, académicos y funcionarios- en estas tareas.

La profesora Mercedes López, una de las firmantes, hizo hincapié en que de esta forma se hace realidad el compromiso de la comunidad de la universidad pública con el país. «Es importante que todos los estamentos, unidos, tengamos un rol activo de cara a la sociedad en estos difíciles momentos«.

La académica y ex senadora universitaria citó como ejemplo el trabajo que se ha estado realizando en la Facultad de Medicina junto a organizaciones territoriales de la comuna de Independencia, en apoyo a la comunidad y apoyando la organización de la trazabilitad de los casos en el sector, como «planes pilotos» del tipo de actividades que la Universidad podría realizar en la Región Metropolitana.

La AAU se gestó luego del estallido social del 18 de octubre de 2019 como un espacio de discusión y reflexión en torno al desafío constituyente. En este contexto y frente a la pandemia actual emitió la declaración titulada «Para que nunca más en Chile: hacia una salud y vida digna para todos y todas«.