Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

Luego de un proceso de preselección, 90 de ellos -en su mayoría estudiantes de Medicina, Enfermería y Kinesiología, además de Química y Farmacia- ya se están preparando para iniciar sus actividades a la brevedad en la nueva Unidad Crítica Covid del recinto asistencial.

Una gran respuesta tuvo la convocatoria realizada por la Facultad de Medicina y el Hospital Clínico de la Universidad de Chile (HCUCH) para incrementar la capacidad humana de atención de pacientes COVID-19, con más de 600 voluntarios inscritos en el proceso. Así lo explicó el jefe de la Unidad Crítica Covid (UCC), el doctor Eduardo Tobar, señalando que el 17 de junio de 2020 tuvieron la primera reunión de inducción con los 90 seleccionados, quienes fueron recibidos por el doctor Víctor Illanes. En la ocasión, pudieron conocier este nuevo espacio ubicado en lo que era hasta antes de la pandemia el hall de admisión del edificio del Hospital Clínico de la Universidad de Chile. “Esperamos de aquí al lunes 22 de junio poder recibir a nuestros primeros pacientes, para lo cual contaremos con 25 camas, tanto de cuidados intermedios como de críticos, exclusivamente para enfermos por Covid-19”.

La UCC cuenta con un equipo interprofesional encabezado por el doctor Tobar e integrado por los doctores Carolina Espinoza, urgencióloga, y Víctor Illanes, residente de Medicina Intensiva; la enfermera coordinadora Andrea Retamal; la EU Verónica Rojas; el kinesiólogo Wilson Neira y Nicole Núñez, ingeniera administradora de los procesos de la unidad.

Sobre este proceso, el doctor Tobar explicó que se seleccionó a quienes por sus perfiles y disponibilidad horaria, entre otros factores, están más cercanos a la labor que se requiere en unidades del tipo paciente crítico. Todos ellos están recibiendo capacitaciones a distancia y algunas presenciales, y durante toda su labor –que el académico estima en alrededor de dos a tres meses- seguirán recibiendo entrenamientos más profundos, orientados al manejo de este tipo de pacientes, siempre con la supervisión del equipo interprofesional a cargo de la UCC. De todas maneras, añade, cuentan con una lista de espera de los voluntarios inscritos de la cual reclutarán al personal necesario para posibles grupos de recambio y reemplazos.

Asimismo, plantea que los turnos de esta unidad serán diseñados gracias a una alianza establecida con el Instituto de Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile, “porque necesitamos que la mayor parte de estos turnos estén basados en mecanismos que reducen la posibilidad de enfermarse del personal, combinando una serie de normativas relacionadas con el  uso de los Equipos de Protección Personal o EPP en las áreas de alto riesgo y de riesgo intermedio, así como variables relativas a cómo la gente se comporta fuera de esos sectores, que es donde eventualmente se podrían contagiar si bajan la guardia”. Por último, agrega que también cuentan con apoyo de personal del hospital para el manejo de todas las actividades administrativas y clínicas derivadas de la atención de pacientes.