Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

El Centro de Psicología Aplicada (CEPA) de la institución maulina sistematizó, a través de un manual y un programa de capacitaciones, el trabajo de grupos de contención online.

 

Cerca de 100 personas de la Región del Maule participaron en los grupos de contención que -entre los meses de abril y junio de este año- realizó de forma virtual el Centro de Psicología Aplicada (CEPA) de la Universidad de Talca. La metodología se basa en la creación de pequeños grupos online, en el que no más de ocho personas participan en sesiones guiadas por dos psicólogos.

En dicha instancia se genera un espacio de conversación, contención y apoyo para los participantes, además de la entrega de herramientas para la autorregulación de las emociones, en especial para esta época de pandemia.

“El confinamiento y la distancia social y física hace que se genere una serie de sintomatología que pasó de ser de anormal a normal, es decir, ahora es normal que estemos angustiados a ratos, que tengamos altos niveles de estrés o que tengamos problemas para dormir, que nos sintamos lábiles (frágiles) emocionalmente. Vienen, además, otros procesos psicológicos que están asociados a llevar cuatro meses de confinamiento en parte y también con el duelo”, precisó la directora del Cepa y académica de la UTalca, Soledad Schott.

Así, dada la necesidad de abordar los problemas de salud mental durante la pandemia y posterior a esta, el centro desarrolló un manual y un programa de capacitaciones para poder extender a otras instituciones la posibilidad de ejecutar esta metodología. “Dado que nuestro centro es especializado y cuenta con diversos profesionales al servicio de la comunidad, generamos instrumentos de calidad que se pueden replicar en otras unidades más pequeñas y así podemos transferir el conocimiento y la experiencia que tenemos”, expresó la académica.

Universidades Estatales

En esta misma línea, el Cepa puso a disposición la metodología para que pudiera ser aplicada en cualquier institución de la Red de Centros de Atención Psicológica y Escuelas de Psicología del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech).

Esto responde al trabajo que desarrollan desde hace varios años con las diferentes universidades miembros y que se ha acentuado durante este período de pandemia, considerando el efecto psicológico que ha generado el confinamiento y la cuarentena en la sociedad.

Es así como la Universidad del Bío Bío fue la primera en capacitarse para el desarrollo de la metodología en el trabajo y apoyo que efectúan a su comunidad. “Los asesoramos y les enseñamos cómo funcionaba este modelo de grupos de contención, capacitamos a los profesores y coordinaciones en temáticas como por ejemplo cómo generar regulaciones emocionales, cuáles son las herramientas necesarias para regular a la población, y cómo podemos hacerlo vía online, entre otros aspectos”, explicó la coordinadora clínica del Cepa, Carla Mendoza.

La profesional precisó que esta herramienta es muy útil por lo que esperan se replique también en otras universidades en el país. “Con estos grupos podemos dar una mayor cobertura y tener un mejor impacto en la salud mental de las personas”, afirmó.

En la propia Universidad de Talca, la Dirección de Salud del Estudiante implementó –con el apoyo del Cepa-  grupos de contención para los alumnos y alumnas que lo requieran. Estos espacios están actualmente funcionando con una alta convocatoria.

 

Red

La Red de Centro de Atención Psicológica y Escuelas de Psicología del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech) tiene como propósito crear un espacio de reflexión sobre el quehacer profesional y formativo en los centros de atención psicológica de estas instituciones e intercambiar experiencias que enriquezcan a profesionales, estudiantes y población de cada institución. “Como centro podemos compartir experiencias, casos clínicos y otros aspectos que son importantes, ya que nos permite efectuar un trabajo colaborativo”, puntualizó Schott.