Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

Cuarto informe realizado por el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) de la Universidad de Chile revela que el flujo de desplazamiento de personas ha tenido una variación marginal durante la cuarentena. En junio, la movilidad en comunas de mayores recursos -como Las Condes, Vitacura y Providencia- cayó cerca de un 50 por ciento, mientras en zonas de menores ingresos -como La Pintana, Lo Espejo y San Ramón- descendió un 24 por ciento en promedio.

“El tiempo se acaba”. Esta es una de las sentencias del cuarto informe sobre movilidad en la Región Metropolitana elaborado por el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) de la Universidad de Chile, en colaboración con la Universidad de Stanford. El estudio, realizado mediante el monitoreo de la infraestructura de telecomunicaciones, alerta que la movilidad en la Capital durante el primer mes de cuarentena masiva ha bajado sólo un 35 por ciento promedio, lo que refleja una baja adhesión a las medidas de restricción de movimiento y el consecuente peligro de que la crítica situación sanitaria producto de la pandemia continúe.

Leonardo Basso, académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile y director del ISCI, sostiene que desde la primera semana de cuarentena la disminución de movilidad en la Región Metropolitana se ha mantenido en torno a un 35 por ciento, sin cambios, lo que demuestra una falta de efectividad de la medida. “Esta situación es grave, porque esta baja en los desplazamientos no es suficiente, y llevamos ya cuatro semanas. Se debe revertir rápidamente, porque o si no, la cuarentena comenzará a perder aún más adhesión«, afirma uno de los encargados de este estudio.

El trabajo presenta la variación de movilidad por comuna entre el 11 a 15 de mayo (una semana antes de la cuarentena) hasta la semana del 8 a 12 de junio (cuarta semana de cuarentena), seguimiento que ha permitido comprobar que las comunas de menores ingresos mantienen un menor descenso en el desplazamiento de personas en comparación a comunas de mayores recursos. El informe enfatiza particularmente que “en varias comunas, sobre todo de menores ingresos, la reducción de movilidad todavía no supera el 30 por ciento”.

Una tabla con los indicadores de movilidad de 42 comunas de la Región Metropolitana, ordenadas de mayor a menor disminución de movimiento, evidencia este contraste asociado a la variable socioeconómica. Durante el mes de junio, en particular, la movilidad en comunas como Las Condes, Vitacura y Providencia cayó cerca de un 50 por ciento, mientras en otras como La Pintana, Lo Espejo y San Ramón descendió un 24 por ciento promedio. Otras comunas que destacan en la parte alta de la tabla son Lo Barnechea, La Reina y Ñuñoa, mientras en la mitad inferior aparecen otras como Maipú, Puente Alto y Quilicura.

Los investigadores del ISCI concluyen que no ha habido variaciones importantes en la disminución de las salidas desde los hogares, adicionales a los obtenidas en la primera semana de cuarentena. “En consecuencia, pasadas ya cuatro semanas de cuarentena total, los niveles de movilidad todavía no se reducen a los niveles esperados, especialmente en comunas de menores ingresos. Los nuevos contagios siguen aumentando en algunas comunas y no decreciendo lo suficientemente rápido en otras”.

Por esta razón, ante la crítica situación sanitaria que vive la Región Metropolitana, afirman que “es urgente comprender las causas más importantes de la falta de adhesión a la cuarentena –que sin duda incluyen severos problemas de precariedad– para tomar acción inmediata respecto de cada una de ellas. Se necesita establecer sin demora un contrato social entre autoridades centrales y locales, el sector privado y la población para revertir esta situación, y disminuir los desplazamientos”.