Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

Un convenio para el intercambio y desarrollo de acciones en materia de educación ambiental, planificación territorial, manejo de ecosistemas y protección de la biodiversidad del Territorio Nonguén, así como la elaboración de una propuesta de paisaje de conservación, suscribieron la Universidad del Bío-Bío y la asociación conformada por las municipalidades de Concepción, Chiguayante y Hualqui para la preservación de la biodiversidad en dicha área. El documento fue firmado por el rector Mauricio Cataldo y el presidente de la agrupación Ricardo Fuentes, alcalde de Hualqui, comuna donde se efectuó una ceremonia reservada, el lunes 24 de agosto.

Al acto al que invitó el municipio hualquino concurrieron también el secretario regional ministerial del Medio Ambiente Mario Delannays y los alcaldes Álvaro Ortiz y Antonio Rivas, de Concepción y Chiguayante, respectivamente. Estuvo igualmente el decano Roberto Burdiles, de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Farcodi, unidad que se encargará, por parte de nuestra institución, de la coordinación y seguimiento de las iniciativas que se realicen en el marco de acuerdo.

En la oportunidad el rector Cataldo subrayó que, según la Corporación Nacional Forestal, el territorio Nonguén alberga el último remanente importante del bosque caducifolio de Concepción, por lo que todos los esfuerzos por preservar la zona cuentan con la atención y trabajo de la UBB. Advirtió asimismo que la relación entre sociedad y naturaleza es un problema de nuestro tiempo, que desafía a las universidades no sólo a aportar su actual conocimiento sino también a imaginar, crear e implementar mejores propuestas para el futuro. La reserva de Nonguén es lo que nos queda de una historia que fue afectada por ideas y acciones erradas sobre el desarrollo y tenemos el deber ético de defenderla y preservarla para el Chile de hoy y las generaciones que siguen, afirmó la autoridad universitaria.

Tras el acto del lunes, en tanto, el decano Burdiles comentó que el convenio permitirá potenciar la vinculación de la Farcodi con su entorno, tarea que la Facultad asumió hace décadas y que se refleja en su fuerte presencia y contribución en distintas áreas. Nos interesa, particularmente, fortalecer nuestra relación con el barrio en que nos insertamos, en Concepción, manifestó recordando que como Facultad han llevado adelante diversos proyectos con organizaciones del sector. En esta línea, agregó, el acuerdo suscrito con Territorio Nonguén constituye una gran instancia para seguir estrechando lazos con el vecindario, colaborando con la conservación de la riqueza natural que allí se encuentra. Destacó asimismo que el acuerdo comprende diferentes ámbitos, por lo que otras facultades podrán sumarse a la iniciativa para aportar desde sus disciplinas.

El Decano ahondó en la preocupación por la relación de la sociedad con la naturaleza, recalcando que debe abordarse desde distintas perspectivas, tales como la planificación territorial, participación, energías y cambio climático, entre otras. Lo importante es que todo ello se traduzca en políticas públicas transversales, debidamente coordinadas y financiadas, sostuvo.

El convenio de colaboración entre la Universidad del Bío-Bío y la Asociación de Municipalidades para la Preservación de la Biodiversidad del Territorio Nonguén y otros Ecosistemas se generó a partir de una propuesta del Consejo Consultivo de la Reserva Nacional Nonguén, integrada por distintas instituciones y organizaciones. Ignacio Bisbal, académico de la Farcodi y representante de la UBB en dicho Consejo -junto con Claudio Araneda-, informó que la idea surgió luego de que la reserva fuera declarada Parque Nacional, lo que posibilita plantearse propuestas más ambiciosas de conservación de un territorio de gran fragilidad y valor identitario.

Añadió que el convenio comprende tres dimensiones: ambiental, gobernanza y planificación territorial, e involucra aspectos como trabajo con la comunidad, procesos de carácter patrimonial, planificación de áreas no urbanas, servicios ecosistémicos y otros. De esta forma, el acuerdo establece que se propiciará el estudio del territorio desde las ciencias sociales y de la tierra, así como de otras ciencias y técnicas, para recoger las complejidades de los territorios y construir una propuesta de paisaje de conservación del Parque Nacional Nonguén.

Bisbal enfatizó por último que el convenio constituye una oportunidad para repensar cómo se están desarrollando las ciudades y cómo se relacionan con su entorno natural, para reorientar políticas sobre estos temas.