Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

Esto permitirá aumentar la capacidad diagnóstica nacional, en el marco de la crisis sanitaria.

La Universidad de La Serena puso a disposición el Laboratorio de Silvigenómica y Biotecnología, de su Departamento de Biología, con el fin de ampliar la capacidad de diagnóstico para el COVID-19 en la región y el país.

Gracias al Fondo de Fortalecimiento Diagnóstico COVID-19 entregado por la Agencia Nacional de Investigación (ANID), la ULS espera afinar los protocolos establecidos por el Servicio de Salud, para que el laboratorio comience su funcionamiento, a fin de apoyar la capacidad de diagnóstico y descongestionar los sistemas de salud.

“El Fondo ANID adjudicado por la Universidad de La Serena, y que consiste en 25 millones de pesos, permitirá levantar tanto las observaciones más gruesas que nos había hecho el Servicio de Salud Coquimbo, como también la contratación de cuatro personas a jornada completa por 4 meses para apoyar las labores del diagnóstico SARS CoV-2”, señaló el Dr. Cristian Ibáñez, académico a cargo del laboratorio y responsable del Fondo ANID en la ULS.

El objetivo de este fondo es apoyar a la red nacional de laboratorios en la prestación de pruebas diagnósticas colaborando a ampliar la cobertura nacional, así como apoyar a instituciones que contribuyan al análisis de datos para el manejo de la pandemia, ambos mediante el fortalecimiento del sistema científico y tecnológico, en el marco de esta crisis sanitaria.

Una vez declarada la pandemia generada por el SARS-CoV-2 en Chile, las universidades se organizaron, coordinadas por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación y el Ministerio de Salud, para ofrecer sus laboratorios y así aumentar la capacidad diagnóstica para el COVID-19.

El Dr. Cristian Ibáñez detalló que “los laboratorios universitarios nos hemos puesto en contacto a través de un chat, donde diariamente actualizamos información del avance de esta pandemia, la efectividad de los protocolos aplicados y compartimos experiencias que cada laboratorio va obteniendo en sus pruebas diagnósticas, lo que ha sido una fuente muy fructífera de información que nos ha beneficiado a todos para afrontar de manera más rápida el tremendo desafío país que hemos asumido como instituciones universitarias”.

Ibáñez indicó que si bien los laboratorios no son clínicos en general, las instituciones realizan esfuerzos para convertir sus laboratorios de investigación. En ese sentido, el apoyo de equipos provenientes del Laboratorio de Microbiología del Departamento de Ingeniería en Alimentos, a cargo de la Dra. Karina Stucken, y las gestiones realizadas por Rectoría con la Compañía Minera del Pacífico-CMP, para la donación de un Gabinete de Bioseguridad Tipo A2, un equipamiento de alta envergadura, resultan fundamental.

“El apoyo que recibido de la Universidad y sus autoridades, y de la empresa privada, ha sido importante para poder implementar el laboratorio acorde a los estándares que nos pide el Ministerio de Salud, los que ahora se complementarán con los fondos entregados por la ANID. Esperamos pronto estar listos para solicitar la segunda visita del Servicio de Salud Coquimbo, recibir la autorización oficial para iniciar el diagnóstico de muestras de SARS CoV-2 en nuestro laboratorio para la Región de Coquimbo o cualquier otra que lo necesite”, finalizó el Dr. Cristian Ibáñez.