Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

 En el marco del contexto actual de la pandemia de Covid-19, la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) está participando en diversas alianzas para el desarrollo de proyectos que contribuyan a la protección y prevención del virus en la ciudadanía.

 

Esta participación se realiza a través del Programa Institucional de Innovación, Innova UTEM, el Programa de Prospectiva e Innovación Tecnológica, ProteinLab UTEM. La Facultad de Ingeniería y su Departamento de Electricidad y los Programas de Ingeniería Concurrente, Programa de Investigación en Radiocomunicación Digital y el Programa de ERNC para el Desarrollo Sustentable. La Facultad de Ciencias de la Construcción y Ordenamiento Territorial mediante el Programa de Eficiencia y Construcción Sustentable, y el Proyecto Nueva Ingeniería 2030.

Los Programas de la universidad se han coordinado para responder colaborativamente ante la demanda de diversos de diferentes instituciones de salud con elementos de protección para el personal médico, tales como protectores faciales y respiradores mecánicos. Esta colaboración se ha materializado tanto en equipamiento, insumos y recursos humanos para la fabricación de prototipos.

Debido al estado de cuarentena y medidas de distanciamiento social, se ha implementado una red distribuida de fabricación para el desarrollo de protectores faciales que se son entregados a diferentes entidades de salud.

Como explica Macarena Valenzuela, Coordinadora de Proyectos de ProteinLab UTEM, “una de las tecnologías que ha contribuido en el contexto actual es la fabricación digital, la que ha permitido prototipar soluciones rápidas de protección y prevención ante el virus como son los protectores faciales, mascarillas y otros implementos que se pueden fabricar con impresoras 3D, cortadoras láser y otros equipos de fabricación digital”. Es en este escenario que la universidad se ha hecho parte de esta iniciativa mundial de los makers aportando con su grano de arena a combatir la Pandemia.

Protectores Faciales

Los protectores faciales fueron diseñados para proteger el rostro de las personas que están en contacto con personas infectadas, como médicos, enfermeros, dentistas, kinesiólogos, entre otros. Mediante una lámina plástica transparente se aísla la cara de la persona del medio que podría ser contagioso.

Estos protectores faciales contienen una visera de sujeción impresa en 3D, que permite la contención y sujeción de la lámina plástica de mica transparente. La visera impresa en 3D puede limpiarse sin problemas, con agua y jabón. Al igual que la mica, sin embargo, esta puede ser reemplazada sin problemas, extremando así las medidas de prevención.

La ventaja de los protectores faciales es que son rápidos de prototipar y sus diseños son abiertos, es decir que han quedado disponibles en la web para ser descargados y replicados por cualquier persona o maker en el mundo que tenga una impresora 3D y la intención de colaborar. Macarena Valenzuela comenta que “El concepto de código abierto, permite la transferencia de datos y la colaboración en base a archivos y documentos. Como el virus se desarrolló primero en Asia y Europa, ya existen respuestas que se desarrollaron allá previamente y que cuentan con cierta validación. Grupos makers y Fab Labs en España por ejemplo, ya han desarrollado soluciones que hoy vemos implementadas en centros de salud de Latinoamérica. Es por esto que las tecnología de fabricación digital aportan al desarrollo local y distribuido teniendo acceso tan solo a una impresora 3D”.

 

El mundo maker y la fabricación digital en el contexto actual de Covid-19

El mundo Maker ha asumido un rol muy activo en el desarrollo de soluciones que permitan combatir la pandemia. “No es que de este contexto actual haya surgido el mundo Maker, este movimiento lleva varios años trabajando en diferentes temáticas ligadas a la fabricación digital y la colaboración. Sin embargo, la pandemia ha permitido visibilizar un mundo que antes trabajaba más segregado: los makers”, indica Macarena. Según ella, esta pandemia “ha ayudado a desarrollar y prototipar soluciones de forma rápida. Si bien no tienen escala de fabricación mundial, lo que se promueve es que desde los laboratorios de fabricación digital surjan ideas, el testeo y validación como trabajo específico de investigación aplicada “express” para luego insertarlo en la industria”. Así se demuestra cómo en momentos de crisis, la tecnología y la innovación avanza a pasos agigantados, esta vez, desde una nueva arista, la fabricación digital.

 

Iniciativas en las que participa UTEM

Actualmente existen dos iniciativas activas para la elaboración de protectores faciales en las cuales participa la UTEM; una con la Mutual de Seguridad y otra liderada por el Fablab Alberto Blest Gana para repartir protectores a instituciones públicas de Salud. En total se han producido y entregado desde universidad más de 600 protectores a la fecha.

Además, desde Ingeniería 2030 se postuló a la convocatoria de innovación de Corfo con un proyecto llamado Smart Factory 4.0 enfocado en el área de protección personal con el objetivo de la generación de producción local, elementos necesarios para la protección del personal médico contra el Covid-19

 

Red FabLab Alberto Blest Gana

La UTEM participa en una alianza colaborativa que se generó al interior de la Red Chilena de FabLabs para la producción de protectores faciales para personal médico, liderada por el FabLab Alberto Blest Gana. La Red está compuesta por las siguientes instituciones: ProteinLab UTEM, Alt Tab, La Repugsteria, Fab Lab UAI, Centro de Innovación UC, Ideo Maker, Fab Lab U. Chile, Fabhaus UC, arquitectos, colaboradores independientes y emprendedores en fabricación digital.

El desafío planteado por el FabLab Alberto Blest Gana es la producción de 6.000 protectores faciales para el Hospital Padre Hurtado, Hospital Sótero del Río, Hospital Barros Luco, Hospital El Salvador, Hospital El Pino, Hospital Parroquial San Bernardo, Cesfam P. Esteban Gumucio, Centro Oncológico, Hogares de Ancianos y otras entidades de salud y atención a contagiados.

La UTEM participa en el prototipado de estos protectores través de sus programas ProteinLab UTEM, Innova UTEM, Ingeniería Concurrente, Ingeniería 2030, Departamento de Electricidad, Programa de Eficiencia y Construcción Sustentable, Programa de Radiocomunicación Digital y el Programa de Energías Renovables no Convencionales. De esta forma, y de acuerdo a su rol como entidad pública, la Casa de Estuios contribuye en la protección del personal médico que está en contacto con personas contagiadas de Covid-19.

Patricio Alarcón, Coordinador del Programa Ingeniería Concurrente, señala que “la iniciativa de participar en el desarrollo de los protectores faciales comenzó cuando nuestro Programa se sumó al llamado realizado por la red de FabLab, ya que en el área de mecánica había dos impresoras que estaban desocupadas debido a la cuarentena, por lo que se pusieron inmediatamente a disposición. Además se unió un estudiante que está haciendo su título y trabaja con el Programa. Él posee una impresora 3D en su casa de uso personal y aceptó inmediatamente, pues quería contribuir a combatir este virus, lo cual es algo gratificante”.

 

Red Mutual de Seguridad

Junto a Innova y ProteinLab, la UTEM participa en la fabricación de protectores faciales para el personal médico y de atención a público del Hospital y centros de salud de Mutual de Seguridad a lo largo del país. Esta alianza colaborativa es liderada por las áreas de Innovación de estas dos entidades, en donde el objetivo es la fabricación mediante impresión 3D de 6.000 viseras que sujetan la mica transparente que protege el rostro de las personas ante el virus Covid-19.

A esta iniciativa se unieron el Centro de Innovación UC y la Universidad Adolfo Ibáñez. “El equipo de ProteinLab nos informó su disponibilidad para la fabricación de los protectores faciales, elemento de protección personal muy importante para el cuidado de las personas expuestas en el área de salud. La experiencia ha sido muy buena, y demuestra el gran espíritu de colaboración por parte de ProteinLab”, comenta Carolina Llobet, Jefa de proyectos del área de Innovación de Mutual de Seguridad.

El apoyo de la UTEM viene a complementar el proceso productivo y de logística que tiene el área de Rehabilitación de Mutual de Seguridad, en donde implementó un centro de fabricación, de higienizado y limpieza, de ensamble y empaquetado. El objetivo es generar puntos de fabricación al interior de la institución para optimizar la logística y entrega de los protectores al personal.

Carolina señala que la necesidad de fabricar estos protectores radica en que el equipo de salud de Mutual se enfrenta diariamente a la atención de trabajadores accidentados o enfermos, incluyendo a pacientes con Covid-19. Dichos equipos cuentan con todos los elementos de protección personal necesarios de acuerdo al riego, sin embargo, por quiebres de stock de algunos de ellos estaban siendo difíciles de adquirir en el mercado nacional e internacional, por lo que se hacía fundamental tener una producción propia.

 

Postulación a Convocatoria CORFO

Otro proyecto en el área de la protección personal es liderado por Ingeniería 2030 UTEM. El pasado 9 de abril, postuló al reto de innovación de Corfo para enfrentar el Covid-19, en conjunto con 292 iniciativas.

Marisol Osorio, Subjefa del Programa Ingeniería 2030, ante el proyecto denominado Smart Factory 4.0. postulado por la universidad, comenta que “tiene como objetivo generar las condiciones que permitan la producción local, es decir a nivel nacional de elementos necesarios para la protección del personal frente al Covid-19 y también elementos básicos de insumos médicos para el testeo, a través de la articulación con la Asociación de Exportadores y Manufacturas, Asexma Chile A.G”.

“Buscamos que la UTEM genere prototipos, los testee y valide. Para esto trabajamos en conjunto de la Universidad de Valparaíso a través de su Escuela de Ingeniería Civil Biomédica en la validación de los elementos. Los insumos y productos médicos a desarrollar son: Mascarillas adaptables, escudos faciales, trajes de protección completos, tórulas nasofaríngeas para las tomas de muestras, pecheras y dispensadores electrónicos de alcohol gel sin contacto junto a los túneles de sanitización. Buscamos generar productos a un precio accesible y socialmente responsable”, comenta Marisol y agrega que finalmente “se espera que a través de la validación de estos productos se generen matrices a través de Ingeniería Mecánica y ProteinLab UTEM para poder ir instalando las capacidades de producción en diferentes empresas a nivel nacional que pertenecen a Asexma”.

Infeplas, Plásticos Tunami, Manex, Laboratorio Durandin, Envasado Chilarom, Wiseaccess, Tecnocal y PWS Ingeniería, son las empresas que parte de Asexma, a las cuales se busca beneficiar diversificando y transformando su matriz productiva para satisfacer estas necesidades.

“Queremos generar una cadena virtuosa donde primero se identifiquen los productos necesarios que están haciendo falta, luego generar diseños, prototipos, testeos y validación en la universidad a través de nuestros investigadores y diseñadores, junto al programa de Ingeniería 2030. Y por último instalar en las empresas las capacidades de producción de estos insumos y productos. Luego esta producción será distribuida en las zonas donde haya más necesidades y vulnerabilidad. En este sentido estamos trabajando con la Asociación de Municipios Rurales de la Región Metropolitana, Amur, quienes cuenta con 18 municipalidades asociadas, de las cuales muchas carecen de protección para los servicios primarios, tanto los Centro de Salud Familiar (CESFAM), los Centro Comunitario de Salud Familiar (CECOF) y toda la red de atención de la ciudadanía.

 

La colaboración como alternativa a las grandes cadenas de producción

Todas las iniciativas relacionadas al Covid-19 en las que participa la Universidad Tecnológica Metropolitana tienen como foco prevenir el contagio y proteger al personal de salud. Esto ha llevado a que la industria, organizaciones y diferentes programas de la universidad se unan en pro de una misma causa común.

Todos los participantes de las iniciativas destacan la importancia de la colaboración y lo nutritivo que ha sido el proceso.

“Lo más importante, y gratificante, es saber que, con el apoyo y compromiso de nuestro ecosistema, estamos contribuyendo al control de esta pandemia”, Comenta Carolina Llobet de Mutual de Seguridad.

Por otra parte, Macarena Valenzuela, de Proteinlab UTEM destaca que “la coordinación nunca había sido tan fluida. Nos unimos por una causa”.

Iniciativas como las que se vienen desarrollando desde UTEM, en alianza con diferentes entidades, ayudan a contribuir al desarrollo del país y ponen en relevancia la co-construcción del mundo que habitamos.