Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

·         Programa sociosanitario financiado por SENAMA promueve el autocuidado de la salud y previene la pérdida de la capacidad funcional en personas mayores de 75 años con dependencia leve de las comunas de Valparaíso, San Antonio, El Quisco y Cartagena.

 

 

En el contexto de la pandemia por Covid-19, el Centro Gerópolis de la Universidad de Valparaíso (UV) se encuentra desarrollando un programa sociosanitario que contribuye a la salud integral de mil 600 personas mayores de 75 años con dependencia leve de las comunas de Valparaíso, San Antonio, El Quisco y Cartagena. La iniciativa forma parte de un convenio de asignación directa de fondos del Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) por un monto total de 200 millones de pesos y cuenta con la colaboración de los centros de atención primaria de salud de cada comuna.

Mediante visitas domiciliarias, la iniciativa promueve el autocuidado de la salud y previene la pérdida de la capacidad funcional de las personas mayores. Además, a partir de esta semana, cada persona mayor recibirá una caja de alimentos y un kit de protección e higiene personal.

El proyecto posee un componente tecnológico basado en el Sistema de Salud Territorial para el Adulto Mayor SISTAM, software diseñado por Gerópolis UV que permite establecer rutas inteligentes para las visitas domiciliarias y entrega de insumos y que al mismo tiempo mantiene la comunicación con las personas mayores a través de mensajes interactivos de texto y voz.

El director nacional de SENAMA, Octavio Vergara, destacó que “el programa busca fortalecer la protección de la salud de las personas mayores en pandemia, mediante la visita de un equipo profesional especializado al domicilio de la persona mayor. Durante la visita, el equipo entrega orientación en la realización de actividad física, nutrición, beneficios sociales u otros, además de vincular a la persona mayor a la red sociosanitaria del territorio y así permitir su seguimiento”.

 

 

Mayores de 75 años 

La selección de las comunas se llevó a cabo a partir de un proceso de identificación de aquellas que presentan los índices más altos de pobreza multidimensional y porcentaje de personas mayores de 75 años con dependencia leve. “Considerando la pandemia y la necesidad de reorientar la propuesta inicial del proyecto, propusimos realizar una valoración, seguimiento y acompañamiento a personas de 75 años y más, al ser el segmento de la población que se ha visto más afectado por las medidas de prevención y restricción de movilidad por el Covid-19” señaló Viviana García, académica de la Escuela de Fonoaudiología y directora ejecutiva del Centro Gerópolis UV.

Asimismo, sostuvo que “en reuniones con las referentes regionales del Programa de Salud del Adulto Mayor, se nos indicó que el grupo de personas que ha tenido menos vinculación con los centros de salud es aquel con dependencia leve, pues en la mayoría de los casos no están adscritos a un programa específico, a diferencia de los usuarios con dependencia moderada y severa o las personas mayores autovalentes. Esto puede significar un riesgo, ya que eventuales complicaciones de salud pueden no ser identificadas y controladas, provocando pérdida de su capacidad funcional y modificando su nivel de dependencia”.

 

 

Capacidad funcional

La académica afirmó que el proyecto va en la línea de las prioridades establecidas por el Decenio del Envejecimiento Saludable 2020-2030, una iniciativa impulsada por la Organización Mundial de la Salud que pone en el centro la capacidad funcional de las personas mayores. En palabras de la especialista en gerontología, esta capacidad comprende una serie de atributos relacionados con la salud que permiten a las personas mayores ser y hacer lo que es importante que para ellas.

Al respecto, la directora (s) del Área de Salud de la Corporación Municipal de Valparaíso, Mónica Riveros, agregó que “la situación de salud de las personas mayores se mide de una manera distinta al resto de las etapas de vida, se mide a través de la funcionalidad: qué tan capaz soy yo de hacer mis actividades diarias y decidir de manera autónoma las cosas que hago”.

Además, señaló que los programas han sido insuficientes para abordar los factores de riesgo que afectan la independencia y autonomía de la población mayor. “Aquí aparece una excelente oportunidad para contar con un equipo multidisciplinario muy valioso que pueda atender en sus domicilios a un número importante de personas mayores que tienen riesgo de pérdida de funcionalidad y hacer un abordaje en coordinación con los equipos de los establecimientos de salud, para poder intervenir precisamente los factores de riesgo que podrían afectar esta funcionalidad futura”, manifestó.

Viviana García detalló que la primera visita corresponde a una evaluación y valoración de la condición general de las personas mayores, mientras que la segunda a una derivación y seguimiento específico de los hallazgos sociales y de salud identificados en la visita anterior. Además, indicó que el programa se implementará hasta el mes marzo e incluye la realización de capacitaciones virtuales a los equipos de los centros de salud de las cuatro comunas involucradas en el proyecto.