Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

Especificaciones de limpieza, accesorios, alarmas y exactitud del control e instrumentos son algunos aspectos a evaluar.

Esta semana continúa el proceso de inspección que realiza Certemed, el organismo de inspección de seguridad electromédica y de desempeño de desfibriladores y de ventiladores mecánicos creado en la Escuela de Ingeniería Civil Biomédica de la Universidad de Valparaíso (UV), a los prototipos finalistas de la iniciativa “Un respiro para Chile”.

La semana pasada ya se inspeccionó un equipo y esta semana se espera realizar la inspección de los cuatro restantes sobre especificaciones de los fabricantes en la documentación, marcaje del equipo, limpieza, desinfección y esterilización, accesorios y elementos adicionales, presencia y funcionamiento apropiado de alarmas, exactitud y estabilidad del control e instrumentos a distintos rangos y combinaciones de parámetros de funcionamiento.

Para esta etapa Certemed ha implementado un protocolo de inspección que reúne las principales recomendaciones generadas por la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, SOCHIMI, y los requerimientos fundamentales contenidos en las normas SO80601-2-12:2011 y NCH2893 de seguridad eléctrica.

El concurso, al que llegaron un total de 35 equipos, de los cuales solo cinco pasaron a la etapa de inspección, es impulsado por Sofofa, el Banco Interamericano de Desarrollo, Social Lab y el Ministerio de la Ciencia.

Luego de finalizadas las pruebas de Certemed, el funcionamiento de los prototipos será validado en un modelo animal en el Centro de Simulación y Cirugía Experimental PUC, para luego iniciar la fase piloto de manufactura. Un comité evaluador seleccionará los proyectos con factibilidad técnica para un posible proceso de escalamiento.

Pablo Roncagliolo, director de la Escuela de Ingeniería Civil Biomédica e integrante de Certemed, señaló que “luego de la inspección se emitirán informes técnicos respecto del cumplimiento o no de los principales criterios de funcionamiento de un ventilador mecánico establecidos por la SOCHIMI y por otras normas específicas”.

En tanto, Steren Chabert, también integrante de Certemed y académica de Ingeniería Civil Biomédica UV, destacó que “en el protocolo de inspección lo más relevante está en la evaluación de alarmas y exactitud del control”.

Los cinco proyectos están siendo inspeccionados por Certemed son “DTS/ENAER/FAMAE: Proyecto Neyün”, diseñado por una filial de Enar que agrupa a estas dos empresas de la Fuerza Aérea y del Ejército; “Keepex: Ventiladores Mecánicos Keepex”, de una empresa privada proveedora de la industria acuícola; “Ambumátic”, desarrollado por la UACh; “Aparato de Asistencia Ventilatoria”, elaborado por la UdeC en conjunto con la Armada a través de Asmar; y “Ventilador Mecánico Invasivo”, de la UTFSM.