Red de televisión de las Universidades del Estado - Canal 14.3 TVD Región Metropolitana - contacto@uestv.cl

El director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, Rodrigo Vergara, pediatra infectólogo experto en vacunas, da cuenta de las razones que estarían detrás de esa cifra.

 

En los últimos días el ministro de Salud Enrique Paris ha dicho en varias ocasiones en los medios de comunicación que el Gobierno se encuentra negociando la adquisición de unas 10 millones de dosis de vacunas que resulten ser probadamente efectivas contra el covid-19 para ser inoculadas en la población chilena durante el primer año en que éstas se encuentren disponibles.

La pregunta es: ¿por qué la autoridad sanitaria da cuenta de ese número y no de 19 millones, cifra que representa al total de los habitantes de nuestro país?

Al respecto, el director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, Rodrigo Vergara, pediatra infectólogo experto en vacunas, argumenta que lo que generalmente ocurre con el desarrollo de las vacunas -y en particular con las que se están desarrollando para combatir la Covid-19- es que los estudios se realizan en adultos, por lo que solo podrían ser aplicadas inicialmente en personas mayores de 18 años.

“Siempre las pruebas para establecer la seguridad de una vacuna -como sucede con los remedios- se realizan primero en adultos voluntarios.  Si una vacuna va a ser aplicada específicamente en niños, las pruebas de eficacia (estudios de fase 3) se realizan directamente en niños. En este caso, la población que se desea proteger está conformada por adultos, y fundamentalmente por adultos mayores, y por ello se planificaron estudios en población mayor de 18 años Y hasta donde hoy sé, los estudios destinados al desarrollo de una vacuna contra el SARS-Cov-2 consideran mayoritariamente pruebas en personas de entre 18 y hasta 65 años. Es probable que esa sea la explicación que está detrás de la cifra de 10 millones de vacunas. Es decir, el ministro seguramente está tomando en cuenta vacunar solo a los adultos considerados en los estudios, que son los primeros que van a tener la vacuna probada, ya que no se puede aplicar vacunas en población en la que no se ha probado”, sostiene el doctor Vergara.

¿Y qué pasaría entonces con los mayores de 65 años, a quienes se considera la población de mayor riesgo en esta enfermedad?

Al respecto, el especialista de la UV agrega que hay al menos un par de estudios que consideran probar la vacuna en personas de más de 65 años que estén sanas, pero advierte que habrá que esperar que estos estudios hayan finalizado para ver si esta vacuna es segura y eficaz en este grupo de edad.

“Lo que uno debería esperar por ahora es que nuestro país obtenga al menos 10 millones de dosis de vacunas contra la Covid-19 para ser inoculadas en personas de entre 18 y 65 años, si bien lo más probable es que el avance de algunos estudios permitan ampliar ese rango a los mayores de 65, pero hasta hoy eso está en etapa de análisis inicial”, concluye el director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, Rodrigo Vergara.